El estilo Glam

Actualizado: 2 nov 2020

El estilo “Glam” como su mismo nombre lo indica, está basado en una fusión de diversos tipos de decoración resultando en ambientes cargados de mucho glamour y elegancia. Este tipo de decoración se deriva del estilo art decó, barroco y rococo, siendo hoy en día un estilo más depurado pero fiel a sus raíces ostentosas, su lema es “más es más”.


La combinación de elementos de estilo clásico toma un nuevo estilo al adaptarse a colores y texturas intrincadas como patrones llamativos, brillos en dorado y plateado y elementos reflectantes. Esto crea ambientes eclécticos que pueden complementarse perfectamente con estilos como el contemporáneo, industrial, rústico y clásico. Es decir, puede tener un toque vintage sin perder su modernidad.


El aire del viejo glamour de Hollywood que proyecta este estilo del diseño de interiores es ideal para redecorar cualquier espacio de la casa. En especial, la sala y los cuartos principales, pues la neutralidad de sus colores marca un aspecto importante en la tranquilidad y serenidad que sus ambientes irradian.


El estilo Glam mezcla el metal y los elementos naturales (madera y mármol) con telas de diferentes texturas logrando ese pequeño toque de excentricidad y a su vez de elegancia que lo caracteriza. Podemos incluso recordar el estilo Glam que caracterizó los años 70’s y verlo como un estilo retro-actual.



Piezas esenciales para la decoración “Glam”


1. Colores neutrales

Los colores asociados a este estilo se adecuan a una paleta de colores que por lo general emplea el uso de tonos pasteles (blancos, rosas y beige claros) como colores dominantes. Estos colores pueden perfectamente combinarse con tonos más fuertes como azul, aguamarina o tonos pastel, siendo éstos los más populares.


2. Accesorios que no pueden faltar en el estilo Glam:

El estilo Glam cuenta con gran cantidad de accesorios que generan opulencia para darle un toque glamuroso a cualquier ambiente. Desde luminarias llamativas, hasta jarrones o espejos con toques metálicos, las piezas Glam sin duda alguna robarán las miradas de tus invitados.

Utilizar piezas de revestimiento o hasta de mobiliario con superficies reflectantes hará que cualquier habitación se transforme en un espacio totalmente Glam.

Los floreros, jarrones, bandejas para centros de mesa y demás piezas decorativas son los elementos clave para añadir un toque de glamour para complementar los tonos neutros del resto de la habitación.


3. ¡Un toque estrafalario!

Para honrar el carácter suntuoso, colorido y algo estrafalario de sus orígenes, en un espacio Glam, no puede faltar algún elemento que contenga un estampado llamativo o una textura imponente. Anímate a usar cojines de colores exóticos o piezas decorativas únicas que reflejen tu estilo y personalidad. Alguna escultura abstracta, una pieza de arte o incluso alguna piedra preciosa es un “must have” dentro del estilo Glam.


4. Iluminación glamourosa

Opuesto al estilo minimalista, el estilo Glam busca destacar y resaltar los elementos de iluminación de sus espacios, esta tendencia se puede ver reflejada en candelabros de cristal y lámparas con estructuras metálicas brillantes y de alto relieve.


5. Texturas

Textiles como el terciopelo, cuero teñido y patrones geométricos nos ayudan a contrastar el resto de la habitación